Titular noticias
Internacional

La vida de miles de personas del Sahel, en peligro debido a la falta de fondos económicos y a los retrasos en la entrega de alimentos

Miércoles 18 Agosto 2010

Más de 10 millones de habitantes de la franja africana están sufriendo desde marzo una grave crisis alimentaria que se ha visto agravada por largas sequías.


La falta de fondos económicos y los retrasos en las entregas de alimentos básicos amenazan la vida de cientos de miles de personas en la franja africana del Sahel, ha advertido Oxfam, Intermón Oxfam en España. El equipo de la ONG en la región ha asegurado que no hay ningún tipo de excusa para esta falta de financiación y para las demoras en el envío de alimentos, Comunidad Internacional ya fue advertida en su momento de la magnitud de esta crisis que se remonta a varios meses.

Más de 10 millones de personas en el Sahel están sufriendo desde marzo una crisis alimentaria que se ha visto agravada por sequías y ausencias de lluvias que han diezmando las cosechas y provocando la escasez de agua potable.

"Nos encontramos en el pico de la emergencia, así que las próximas semanas van a ser críticas para cientos de miles de personas", dice el portavoz de Intermón Oxfam, Jorge Jimeno. "Aún faltan dos meses para la época de cosechas, así que esta crisis exige un trato mucho más generoso y una respuesta más rápida por parte de la Comunidad Internacional”, añade.

Sólo hay un tercio de la ayuda necesaria

Las ayudas disponibles son insuficientes y no pueden satisfacer de modo alguno las necesidades a largo plazo en el Sahel. De hecho, a finales de julio de 2010, sólo un tercio de los recursos necesarios para ayudar a salvar vidas habían sido entregados.

"Los recientes anuncios por los principales donantes son bienvenidos y necesarios, pero estas promesas deben ir acompañadas de acciones concretas", asegura el portavoz de Intermón Oxfam. "Es lamentable que la ayuda esté llegando tan lentamente cuando las ONG ya habían advertido el pasado noviembre acerca de la gravedad de la situación", concluye Jimeno.

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) de Naciones Unidas anunció el 20 de julio que iba a ampliar sus operaciones en Níger para alimentar a 7,9 millones de personas este año. Pero la falta de fondos y otras limitaciones logísticas van a causar probablemente que este objetivo no se cumpla, dejando potencialmente a millones de personas sin ayuda.

Con la temporada de lluvias vendrán inundaciones y más dificultades que afectaran a la distribución de ayuda. Por ello, los organismos internacionales y los donantes deben intensificar urgentemente su respuesta humanitaria antes de que sea demasiado tarde.

En el Chad, dos millones de personas hacen frente a una grave hambruna. La mayoría de menores sufren de malnutrición. Por otra parte, la población de Malí no está recibiendo la ayuda que necesitan y la situación en el norte del país es grave.

Oxfam mantiene que en momentos críticos como este y siempre que sea posible y apropiado, los programas en vales alimentarios o en dinero líquido deberían implementarse lo antes posible, pues son alternativas baratas y efectivas a la falta de ayuda alimentaria.

Mas sobre el tema: intermon oxfam , crisis alimentaria , sahel
Intermón Oxfam
Últimas noticias