Titular noticias
Regional

Bridas y papeles, la vergüenza de la Unión Europea

Jueves 7 Abril 2016

Ya lo advirtió recientemente Boaventura de Sousa Santos: “la idea de Europa como defensora de los Derechos Humanos es un mito romántico”. El 4 de abril de 2016 pasará a la historia de la infamia de la humanidad. Como protagonista de la vergüenza, una Europa que incumple flagrantemente la legislación internacional, incluso la suya propia, en materia de derechos humanos y refugio. La UE ha dinamitado sus valores fundacionales y, con ellos, el propio proyecto europeo. Las consecuencias se llevan por delante los derechos humanos y las vidas de miles de personas.  

“Ver esposadas con bridas de plástico a las personas expulsadas de manera masiva hacia Turquía es algo que, definitivamente, me crea una tristeza y una frustración que me supera, ya no sé qué creer”. Un veterano militante de la solidaridad y de los derechos humanos nos hacía llegar este mensaje que recoge en gran medida lo que muchas personas sentimos. Cerraba su mensaje con una afirmación descarnada: “Si hubiera parada, me bajaría”. ¿Se trata, entonces, de bajarnos o más bien deberíamos provocar un giro de timón inmediato, radical y contundente?

Ayer mismo, coincidiendo con estas imágenes que, ingenuamente- creíamos del pasado, nos despertamos con las revelaciones de los llamados “Papeles de Panamá”. Una masiva filtración de millones de documentos que desenmascaran la opacidad de los activos offshore de miles de empresas y personas. Un pequeño atisbo de ese complejo entramado de ingeniería fiscal que garantiza que el 1% de la población acapare la misma riqueza que el 99% restante. Una coincidencia profundamente obscena que no es sino el más puro reflejo de la sociedad global en la que vivimos. Vergonzoso, profundamente vergonzoso.

Mas sobre el tema: unión europea
Tugce Erdogan
Últimas noticias